miércoles, 5 de octubre de 2011

Dejarse

"¿Cómo habitar el pulso que no existey
buscar aún asirse al vuelo de los pájaros?"

"Qué ardua...qué serena
esta tristeza
de al fin dejarse estar a solas
con la sombra.

O ya sin ella".
Ana Emilia Lahitte



Ha mudado la piel
por enésima vez
este invierno.

Ya no es más que
una calle a oscuras
en el letargo de la noche;

unos pasos en la niebla
que se pierden
a la vuelta de la esquina
de un nombre sin retorno.